Impuntualidad: Mal hábito que daña la imagen

Muchas personas están acostumbradas a llegar retrasadas a los lugares o por algún motivo se les dificulta ser puntuales. No obstante, llegar a tiempo al trabajo, a clase, a una entrevista de negocios dará una excelente percepción de su persona. En cambio, la impuntualidad es un mal hábito que daña la imagen. Pues, algunos la interpretan como irresponsabilidad y falta de respeto hacia el tiempo de la otra persona.

¿A qué se considera ser impuntual?

El ser considerado impuntual depende de muchos criterios. En este sentido, algunas culturas tienen conceptos diversos sobre llegar a la hora precisa a un lugar.

En particular, los ingleses son conocidos en todo el mundo por ser puntuales. Además, sus medios de transporte públicos funcionan con total precisión, lo cual contribuye a llegar a tiempo al trabajo o el colegio.

Mientras, que en Argentina los medios de transporte se retrasan con frecuencia, por lo tanto resulta complejo ser puntual. De igual forma, retrasarse 10 minutos en una entrevista puede darle una mala imagen, si no está justificado.

La imagen del impuntual

Existen algunos motivos que justifican la impuntualidad de una persona. Por ejemplo, un accidente en carretera mientras viaja a la oficina, a la universidad o a una cita. Pues, este imprevisto no se puede controlar y no dará una mala imagen si se explica el retraso.

Si por el contrario, el retraso es producto de un descuido o desinterés no se puede justificar. Lo cual dañará su imagen, más si es un acto que se realiza con frecuencia.

¿Cómo mejorar nuestra puntualidad?

En primer lugar, los imprevistos en la carretera o en el hogar no se pueden evitar. Sin embargo, al ocurrir se deben comunicar de inmediato y pedir disculpas por el retraso. Esto evitará que la persona que lo espera se irrite.

En segundo lugar, es posible llegar tarde por descuido. Por ejemplo, al quedarse dormido, no tener la ropa lista y olvidar algún material de la oficina. Las cuales son situaciones que se pueden prevenir al contar con una planificación.

En este sentido, la impuntualidad por descuido o desinterés puede dañar su imagen. Pues, será percibido como irresponsabilidad e irrespeto a las demás personas. Por eso, para mejorar su imagen trate de programar la alarma para levantarse temprano, deje todos los papeles y la ropa organizada. Además, comunique que va a llegar unos minutos tarde y el motivo.

Tres pasos para llegar a tiempo

Para llegar a tiempo a un lugar, puede aplicar los siguientes tres pasos:

  1. Planificar y organizar las actividades con anterioridad. Además, asígnele más tiempo de lo solicitado para cubrir algún imprevisto.
  2. Para que pueda llegar a la hora exacta a sus citas. Apúntela en su agenda 15 minutos antes. Por ejemplo, si la cita es a las 8:00 a.m agéndela a las 7:45 a.m.
  3. Preste mayor atención a su reloj.

En resumen, la impuntualidad es un hábito que pueda dañar su imagen. Por tal motivo, debe evitar llegar tarde a los diferentes lugares, planificando sus actividades con antelación y dándole mayor importancia al tiempo de las demás personas.