Té negro

Té negro: Excelente antioxidante y delicioso

Seguramente, mientras te tomabas una rica taza de té negro nunca llegaste a pensar en el origen de esta deliciosa infusión. Y es que si no fuese por la falta de información que se manejaba sobre la hoja Camellia sinesis hace varios siglos, hoy en día no tendríamos al té negro.

El té negro nace cuando los ingleses descubrieron que la hoja que exportaban desde China llegaba oxidada y seca a sus almacenes luego de muchos meses de viaje. Como su costo era tan elevado, desecharla no era una opción.

Así que optaron por tomarla como infusión, aun en ese estado. Poco se imaginaron entonces cuanto trascendería el gusto por el té negro.

¿Qué es el Té negro?

El té negro recibe su nombre principalmente a su color. Sin embargo, aunque proviene de una misma planta, su proceso de marchitado, enrollado, fermentación y secado son las que hacen que las hojas, con una cualidad de 100% de oxidación, adquieran esta tonalidad, diferenciándola del té verde y el té blanco.

El té negro hoy en día cuenta con una gran variedad de consumidores que lo ingieren debido a sus beneficios y aportes al organismo. Por su parte, el sabor del té negro también puede ser variable, gracias a que durante su preparación, las hojas de Camellia Sinesis pueden absorber la esencia de plantas aromáticas y de frutos de carácter intenso.

El té negro se caracteriza por tener un sabor mucho más agudo que el del té verde o e té blanco, lo cual puede no ser agradable para todo el mundo.

Propiedades y beneficios del té negro

Por su parte, entre los beneficios y propiedades del té negro tenemos que reconocer que la lista puede ser bastante extensa, debido a la gran variedad de efectos positivos que su consumo logra en el organismo de una persona.

Principalmente, este se utiliza como un medio natural para perder peso y regular los niveles de colesterol en la sangre, pero que esto no te engañe, ya que el té negro posee mucho más que eso.

  • Al contener cafeína, ayuda a que las habilidades cerebrales se mantengan activas cuando se consume. Por lo general, el té negro es una excelente opción si quieres mantener la atención y concentración. Además, optimiza la memoria.
  • El té negro es un regulador natural de la presión en la sangre. Lo cual se traduce en un excelente rendimiento de las funciones cardiovasculares.
  • Entre los beneficios del té negro se encuentra que este ayuda a reducir los niveles de estrés.
  • También es un regulador de los niveles de azúcar en la sangre. Por lo que es una opción muy viable y natural para las personas que padecen de enfermedades, como diabetes.
  • Entre las propiedades del té negro que menos se mencionan pero que son sumamente importantes, es que contiene flúor, lo que garantiza una buena salud bucal, previniendo la aparición de caries.
  • Por su parte, el té negro refuerza el sistema inmunológico del organismo, lo que lo vuelve más resistente a enfermedades virales e infecciosas.
  • Reduce los niveles de colesterol en la sangre, previniendo la obstrucción de arterias.

Té negro beneficios

¿Para qué sirve el té negro?

Té negro para el cabello: una solución natural y efectiva para prevenir la pérdida excesiva de cabello. Lo mejor es que no solo puedes tomarlo, sino que puedes agregar té negro al champú que usas o preparar tu propia esencia, la cual deberás agregar de forma periódica directamente sobre el cuero cabelludo. Esto mantendrá tu cabello sano, fuerte y brillante.

 

Té negro para prevenir el desgaste óseo: estudios han demostrado que las personas que han consumido al menos una dosis de Té negro al día por largo tiempo, al envejecer son menos propensos a sufrir fracturas y padecer de enfermedades por la pérdida de la densidad ósea.

 

Té negro para tener una piel joven y sana: gracias a las cualidades antioxidantes de sus hojas, el Té negro retrasa el envejecimiento de la piel, manteniéndola suave y humectada.

 

Té negro para el cuidado del corazón: sus altos niveles de ácido gálico, teaflavinas y flavonoles ayudan a mantener la elasticidad de las arterias. Preservándolas de posibles endurecimientos, que viene con la edad, y enfermedades como la ateroesclerosis.

Té negro para preservar las facultades mentales: este posee niveles de cafeína más altos que el café, lo que lo convierte en un excelente suplente de esta bebida, además de ser más sano. Su consumo ayuda a mantener la concentración y la atención.

Té negro para cuidar tus dientes: este posee taninos, catequinas y flavonoides que ayudan a eliminar las encimas que se adhieren a los dientes y encías y que eventualmente forman bacterias que causan las caries y enfermedades bucales.

Té negro para la relajación: una taza de este té ayuda a calmar los ánimos y reducir los niveles de estrés en el organismo.

Contraindicaciones del té negro

Actualmente, no se ha demostrado que el consumo de Té negro pueda casar complicaciones en el estado de salud de quien lo consume. Sin embargo, profesionales de la nutrición y naturistas recomiendan que esta se haga con moderación.

Los niveles de cafeína que contiene el Té negro pueden causar insomnio, mal humor, dolor de cabeza y nerviosismo en una persona que ingiera una dosis muy alta en horas donde se supone que el cuerpo deba entrar en reposo.

¿Cómo preparar té negro?

Cuando se trata de la preparación del Té negro, su sabor puede variar según el tiempo que se deje hervir el agua o se dejen remojar las hojas. Sin embargo, si quieres hacer un Té negro convencional, solo debes seguir estos sencillos pasos:

  • Deja hervir el agua por unos minutos antes de añadir las hojas.
  • Añade el agua sobre las hojas o la bolsita y deja reposar por unos minutos.
  • Retira la bolsa de té o las hojas que estén flotando.
  • Disfruta de un rico Té negro.

Por su parte, el Té negro también puede acompañarse de infusiones a base de limón o frutos cítricos. En tal caso, solo debes añadir al té ya listo la bebida de tu preferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *